Educación en la selva de Iquitos

Santa Clara (Iquitos), PERÚ

Esta escuelita está situada en Santa Clara, un pequeño pueblo de Perú a orillas del río Amazonas. Ofrece apoyo educativo a niños y niñas del pueblo por las tardes. Cada día, entre 30 y 40 niños y niñas de  entre 3 y 16 años acuden a esta escuelita. 

Este proyecto está fundado y coordinado por Andrea y Pía, dos chicas con experiencia en coordinación de este tipo de proyectos que tenían el sueño de fundar una escuelita de enseñanza libre, donde se diera mucha importancia a la creatividad, al intercambio cultural y a la expresión libre de niños y niñas. Al conocer Santa Clara, no tuvieron dudas de que era el lugar idóneo para este proyecto. 

En este pueblo viven aproximadamente 900 personas que se dedican sobre todo a la agricultura, construcción y, en ocasiones, hacen trabajos para la refinería de petróleo situada muy cerca. Son familias con pocos recursos que nunca antes habían tenido el apoyo de una escuela de este tipo.

Algunos vecinos y vecinas de Santa Clara se enfrentan a problemas como: el trabajo infantil, la violencia doméstica, el bajo nivel académico de su colegio público y la falta de oportunidades para salir del pueblo y tener un futuro mejor. Casi todos los menores trabajan para ayudar a sus familias, aunque acuden a la escuela pública del pueblo. La educación que se les da es tan básica que casi ninguno puede llegar a la universidad, ya que no consiguen la nota necesaria para acceder y optar a una beca.

La escuelita de Andrea y Pía es un espacio lúdico donde los niños pueden volver a ser niños y aprender jugando. Además, gracias a los voluntarios y voluntarias los peques realizan talleres muy diversos: fotografía, inglés, pintura, música, etc. Los niños y niñas tienen muchas ganas de aprender, así que ¡cualquier idea será bienvenida! Se pretende fomentar su creatividad, el compañerismo y la confianza, que aprendan a expresarse libremente, etc. 

Además, este proyecto ha dinamizado la economía local: con la llegada de voluntarios y voluntarias, las pequeñas tiendas de alrededor de la ONG tienen más ingresos. Una vecina  les hace la comida al mediodía, otros organizan rutas por la selva, etc. 


Santa Clara (Iquitos)

PERÚ