Educación y juegos para menores de habla quechua

Cusco, PERÚ

Este proyecto nace en 2015 con el objetivo de ofrecer actividades extraescolares y de ocio a niños y niñas con escasos recursos

Se sitúa en el Barrio de San Jerónimo, a 35 minutos en bus del centro de la ciudad de Cusco. Su fundadora, Jennifer, siempre ha vivido en esta zona y creó la ONG para ayudar a la gran cantidad de menores en riesgo de exclusión social que vive allí.

Las familias de estos niños y niñas vienen de comunidades rurales situadas a unas 5 horas de la ciudad. Su idioma principal es el quechua. Muchos padres y madres solo hablan esta lengua. Esto limita su integración en la sociedad cusqueña y genera una gran exclusión social.

Sus hijos acuden a la escuela que hay en el barrio, pero esta cuenta con escasos recursos y bajo nivel académico. Además, no ofrece ningún refuerzo a estos menores, que apenas saben castellano.

Cada día, 40 niños y niñas de entre 2 y 14 años acuden a la escuelita. Muchos son hermanos. Se les separa por edades: hasta los 5 años, de 6 a 9 años, y mayores de 9 años. 

Las personas voluntarias hacen actividades por las tardes, cuando los niños y niñas han salido de la escuela. Se les ayuda con sus deberes, se realizan juegos y actividades que fomentan su creatividad y se les da una merienda que casi siempre es su cena.

En enero y febrero los niños y niñas tienen vacaciones y se realizan actividades distintas, más vinculadas al juego.

Además de colaborar con esta ONG, los voluntarios y voluntarias también pueden dar apoyo en la escuela donde estudian los peques en horario de mañana, aproximadamente de 9 a 13 h.

También hay reuniones con las madres de los niños y niñas que acuden al proyecto para realizar talleres y hablar de la educación de sus hijos e hijas.


Cusco

PERÚ